Son varias las cuestiones que se regulan en la norma de referencia, respecto de las cuales el preámbulo de esta se pronuncia como sigue:

“En atención a las dificultades que la situación excepcional generada por la pandemia de la COVID-19 puede entrañar para los obligados tributarios en orden al cumplimiento de ciertas obligaciones tributarias, resulta aconsejable la aprobación del presente Decreto Normativo de Urgencia Fiscal por el que se adoptan nuevas medidas tributarias con el objeto de seguir paliando las consecuencias negativas que se están produciendo en la actividad económica.

Así, se exonera de la obligación de ingresar, o en su caso autoliquidar e ingresar, los pagos fraccionados correspondientes al primero y segundo trimestre del 2021 o, en su caso, al primer semestre de 2021.

Se introducen dos incentivos fiscales, uno relacionado con la rebaja de la renta de alquiler de locales destinados al desarrollo de actividades económicas y otro relacionado con la reanudación del desarrollo de actividades económicas, en ambos casos afectadas especialmente por la COVID-19.

Por otra parte, se modifica la regulación de las Agrupaciones de Interés Económico y se corrige un error técnico advertido en el Decreto Normativo de Urgencia Fiscal 1/2021, de 2 de febrero (LPV 2021, 99) , que tiene por objeto aprobar la trasposición de la Directiva (UE) 2017/952 (LCEur 2017, 838) , del Consejo, de 29 de mayo de 2017, por la que se modifica la Directiva (UE) 2016/1164 (LCEur 2016, 1031) en lo que se refiere a las asimetrías híbridas con terceros países.

También se introduce, de forma transitoria, una modificación relacionada con la explotación de máquinas o aparatos automáticos sujetos al Tributo sobre el Juego.

Por lo que respecta a las tasas locales, se habilita a las Entidades Locales para aprobar bonificaciones a favor de los obligados tributarios afectados por las consecuencias producidas por la COVID-19.

Las medidas tributarias contenidas en el presente Decreto Normativo de Urgencia Fiscal exigen la utilización de esta vía de urgencia, para conseguir que tengan efectos inmediatos, dándose cuenta de su contenido a las Juntas Generales para su posterior ratificación.”