Hasta ahora ha sido del parecer general que el TS, con su STS de 14 de mayo de 2010, de la que se dio cuenta en la NOTA DE ACTUALIDAD 54 (véase Refª 54: 15-6-10), recaída en un asunto que tenía por objeto la base imponible de los parques eólicos en el ICIO, había puesto fin a la larga discusión habida durante tantos años acerca de si el coste de la maquinaria, equipos y elementos análogos forma parte o no de la mencionada base imponible.

Conforme a la doctrina fijada entonces, cabía concluir que debía integrarse en la base imponible del ICIO el coste de toda la maquinaria, equipos y elementos análogos que no fuesen funcionalmente separables de la construcción, instalación u obra y para los que fuese necesario solicitar licencia de obras. De esta forma, y según lo dicho, la largamente debatida cuestión quedaba “definitivamente” zanjada, aún a costa de la completa desnaturalización del impuesto, contemplado éste desde la perspectiva de su concepción original.

Pues bien, lo que parecía ser no es, y así, en sentencia de 28 de julio de 2011, el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo nº 1 de Cartagena ha dispuesto no integrar en la base imponible del ICIO correspondiente a una central térmica de ciclo combinado la maquinaria y equipos no especificados en el proyecto aprobado por la licencia de obras, con independencia de que aquellos fuesen o no funcionalmente separables de la central. ¿Es esta una grieta abierta en la doctrina del TS?: sólo el tiempo lo dirá.

José Ignacio Rubio de Urquía