La consideración de la maquinaria a efectos de la valoración catastral de los bienes inmuebles de uso comercial o industrial ha sido, desde el mismo momento del comienzo de la aplicación del IBI, allá por 1990, uno de los grandes focos de litigiosidad generada en la exacción del tributo; litigiosidad ésta que se agudizó en 2003 con la conversión de determinados inmuebles de naturaleza urbana en BICES, y que ha adquirido carácter de tragicomedia a partir del nuevo apartado 3 añadido al artículo 8 LCI.

En realidad, la cuestión de referencia no debería estar planteando demasiados problemas, pues existe una consolidada jurisprudencia del TS, reciente ejemplo de la cual es la STS de 3 de julio de 2009, conforme a cuyo tenor sólo es objeto de valoración catastral la maquinaria constitutiva de instalaciones comerciales o industriales equiparables a edificaciones, por proteger y albergar las máquinas, aparatos o artilugios y demás elementos necesarios para el desarrollo de la respectiva actividad.

Ahora bien, la regulación introducida en el apartado 3 del artículo 8 LCI, precepto en el que se dispone muy confusamente que en el caso de los BICES la maquinaria forma parte del valor catastral del inmueble, ha venido a complicar notablemente la situación, ya que la misma es susceptible de ser interpretada en uno de los dos sentidos siguientes:

-El nuevo apartado 3 del artículo 8 LCI tiene naturaleza interpretativa y aclaratoria de la situación actual, que no es otra que la determinada por la jurisprudencia del TS más arriba sintetizada.
-El nuevo apartado 3 del artículo 8 LCI viene a crear una situación distinta de la vigente, conforme a la cual, tratándose de BICES, es objeto de valoración catastral toda la maquinaria afecta al bien inmueble.

De prevalecer la primera de las interpretaciones apuntadas, todas las partes afectadas por el problema deberían dar por zanjadas muchas de las discusiones todavía vivas. En otro caso, existiría fundamento más que suficiente para imputar al artículo 8.3 LCI alguna que otra tacha de inconstitucionalidad.

J.I.R.U.