Debiera no ofrecer duda alguna que le está prohibido a la Administración tributaria iniciar el procedimiento ejecutivo de recaudación de la deuda tributaria mientras permanezca sin ser resuelta expresamente la petición de suspensión del acto correspondiente, se haya formulado la solicitud en vía administrativa o jurisdiccional. Obviamente, la contrapartida de ello es que durante todo el tiempo que transcurra hasta dicha resolución expresa, permanece interrumpida la prescripción del derecho de la Administración para cobrar la deuda tributaria.

En la medida en que en algunos ámbitos todavía persiste la duda apuntada, es interesante hacerse eco aquí del recordatorio reflejado al respecto por el TS en la reciente STS de 1 de julio de 2013 (recurso de casación nº 180/2012). Así, en el FD SEGUNDO de la citada resolución el TS se pronuncia como sigue: “La Administración no puede iniciar la vía de apremio y cobro de la deuda tributaria cuando pende la resolución de la suspensión instada, tanto ante un órgano de revisión administrativa como jurisdiccional”.

En esta ocasión, son buenas las noticias procedentes del TS.

José Ignacio Rubio de Urquía