El sometimiento del IBI al Catastro Inmobiliario, unido a la obsolescencia e inoperancia de éste, al menos desde la perspectiva de su funcionalidad fiscal, requiere la constante modificación de la regulación de uno y otro. Una demostración más de ello la aporta la Ley 16/2013, de 29 de octubre, por la que se establecen determinadas medidas en materia de fiscalidad medioambiental y se adoptan otras medidas tributarias y financieras, publicada en el BOE nº 260, de 30 de octubre de 2013. Así, el citado texto legal adopta medidas en relación con el valor catastral de los bienes inmuebles, en relación con la reducción de la base imponible del IBI, en relación con los tipos de gravamen del IBI y en relación con las notificaciones catastrales.

a) En materia de valor catastral, el apartado Uno del artículo 9 Ley 16/2013, mediante una nueva redacción de la letra c) del artículo 32.2 LCI, modifica el régimen de actualización de valores catastrales por coeficientes.

b) En materia de reducción de la base imponible del IBI:

-El apartado Uno del punto Segundo del artículo 7 Ley 16/2013, mediante una nueva redacción del artículo 68.4 LHL, adapta la regulación del componente individual de la reducción de la base liquidable del IBI al régimen de la actualización de valores catastrales por aplicación de coeficientes.

-El apartado Dos del punto Segundo del artículo 7 Ley 16/2013, mediante una nueva redacción del artículo 69 LHL, modifica la regulación del valor base de la reducción de la base imponible del IBI.

c) En materia de tipos de gravamen del IBI, el artículo 8 Ley 16/2013 prevé incrementos de los referidos tipos de gravamen, en el caso de los que resulten de aplicación a los bienes inmuebles urbanos en los ejercicios de 2014 y 2015.

d) En materia de notificaciones catastrales, el apartado Dos del artículo 9 Ley 16/2013, mediante la adición de una nueva disposición adicional quinta a la LCI, prevé la publicación de los anuncios de notificación por comparecencia en la sede electrónica del Catastro Inmobiliario.

Antes de que termine este año de 2013, todavía veremos más modificaciones de la regulación del IBI y del Catastro Inmobiliario.

José Ignacio Rubio de Urquía