Dada la enorme importancia que para muchísimas empresas de grandes y pequeños sectores de la actividad económica tiene la problemática inherente a la cuantificación de las tasas por utilización privativa o aprovechamiento especial del dominio público local, no debiera resultar reiterativo continuar dando publicidad a pronunciamientos jurisdiccionales clarificadores del régimen legal de dicha cuantificación. Es por ello que hace al caso reseñar aquí la recientísima Sentencia nº 4/2014, de 21 de enero de 2014, dictada por el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo nº 1 de Teruel, y recaída en relación con la materia de referencia.

Recordemos, con carácter previo, que en la NOTA DE ACTUALIDAD 193 (15-10-2013) se tomó noticia de la STSJ de Cataluña nº 853/2013, de 13 de septiembre de 2013, indicando cómo la misma entrañaba un paso importante en la necesidad urgente de clarificar el régimen de cuantificación de tasas contenido en los artículos 24 y 25 LHL; que en la NOTA DE ACTUALIDAD 201 (17-12-2013) reseñamos la STS de 31 de octubre de 2013, poniendo de manifiesto cómo esa resolución, y muchas otras de la misma fecha y de fechas posteriores, ha supuesto una clarificación casi completa de la cuestión; y que en la NOTA DE ACTUALIDAD 209 (14-1-2014) nos hemos hecho eco de la STSJ de Castilla y León, sede de Valladolid, nº 2173/2013, de 13 de diciembre de 2013, mencionando la adopción por ese TSJ de la jurisprudencia del TS contenida en la citada STS de 31 de octubre de 2013 y en las posteriores SSTS de igual tenor.

Ahora, es el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo nº 1 de Teruel, en Sentencia nº 4/2014, de 21 de enero de 2014, el que hace suya una interpretación de los artículos 24 y 25 LHL congruente con la doctrina que se viene fijando en las resoluciones citadas más arriba. Es de esperar que siga cundiendo el ejemplo y que se ponga fin a una concepción meramente recaudatoria de la tasa, que ha convertido a ésta en un tributo salvaje sin control jurisdiccional. En efecto, la mera voluntad de los Ayuntamientos no puede tomar como valor de mercado de la utilidad derivada del aprovechamiento especial del dominio público una cantidad muchas veces superior al valor de mercado mismo del bien de dominio público de que se trate.

Son muchos los pleitos que sobre el asunto de referencia se encuentran pendientes de resolución en distintos órganos jurisdiccionales, y son muchos los pleitos que debieran tener un fallo claro y contundente: no ha lugar a una tasa cuya cuantía exceda el valor de mercado de la utilidad derivada de la utilización privativa o del aprovechamiento especial de que se trate (art. 24 LHL), y cuyo valor de mercado no esté suficientemente justificado en el correspondiente informe técnico-económico (art. 25 LHL).

José Ignacio Rubio de Urquía