En la NOTA DE ACTUALIDAD anterior (véase Refª 26: 15-12-09), se expuso cómo el TSJ de Asturias estaba dictando sentencias anulatorias de todas las liquidaciones del IGEC que habían sido impugnadas ante el mismo, giradas al amparo del RIGEC declarado nulo; y cómo el Consejo de Gobierno del Principado había aprobado un nuevo RIGEC en sustitución de aquél. Y en esa misma NOTA DE ACTUALIDAD, también dijimos que conforme a la disposición transitoria única del mencionado nuevo RIGEC no sería de extrañar que la Administración tributaria decidiera dictar nuevas liquidaciones del impuesto correspondientes al ejercicio 2009.

Pues bien, sólo han pasado unos días desde aquella manifestación y el Principado de Asturias, además de practicar las referidas liquidaciones, se ha embarcado en una muy temeraria fuga hacia delante, y ha iniciado un proceso de anulación de liquidaciones de las que está conociendo el TSJ, sin que sobre las mismas haya recaído todavía resolución alguna; proceso ese que está siendo acompañado por otra actuación no menos temeraria, cual es la de practicar nuevas liquidaciones en sustitución de las que está anulando, con emplazamiento a los sujetos pasivos para que realicen el ingreso de la deuda tributaria, sin consideración alguna a que esas deudas ya están pagadas o suspendidas previa aportación del aval correspondiente.

Cabe afirmar que con este proceder insólito, quédese en insólito, la Comunidad Autónoma de Asturias ha decidido prescindir de la Justicia. Ahora le toca el turno al TSJ: ¿cuál será su decisión?

J.I.R.U.