De forma sumamente prematura, mucho antes de que se aprobaran las normas técnicas para la valoración catastral de los BICES (RD 1464/2007), la ORDEN HAC/3521/2003 fijó el coeficiente de referencia al mercado (RM) del valor catastral de dichos inmuebles. La Orden ministerial de referencia adolecía de graves vicios de ilegalidad e inconstitucionalidad, lo que motivó, muy razonablemente, su impugnación ante la AN.

El recurso contencioso-administrativo en cuestión fue íntegramente desestimado por SAN de 28 de abril de 2006; y contra esta resolución, claramente “insuficiente” se interpuso el pertinente recurso de casación. En el fondo del asunto subyacía la vulneración de importantes principios constitucionales, tales como los de legalidad, reserva de ley en materia tributaria y capacidad económica.

Pues bien, ahora, el TS, en STS 16 de febrero de 2009, ha ratificado en todos sus términos la SAN recurrida, confirmando la legalidad y el acomodo al ordenamiento constitucional de la ORDEN HAC/3521/2003. Con este pronunciamiento se vuelve a poner de manifiesto la “protección” jurisdiccional de los recursos tributarios de las Haciendas Locales como objetivo prioritario. Es el caso, sin embargo, que la última palabra acerca de la juridicidad del régimen especial del IBI aplicable a los BICES no se ha dicho todavía: así cabe esperar que sea.

J.I.R.U.