Aún reconociendo el carácter “limpio” de la energía eólica, la CAG, según lo enunciado en la NOTA DE ACTUALIDAD 30 (véase Refª 30: 1-1-10), ya ha creado un canon eólico, so pretexto de la contaminación paisajística que ocasionan los aerogeneradores.

Vista la experiencia gallega, el PSOE castellano-manchego ha decidido seguir la misma senda, pero no porque los aerogeneradores dañen el medio visual, sino porque “la utilización industrial del viento como actividad económica, . . . ,disminuye las posibilidades de aprovechamiento” de ese elemento “por parte de terceros, especialmente en lo que respecta a la idoneidad de ubicaciones, condiciones y características del propio recurso natural,” y por configurarse “también como factor limitante de otras actividades, principalmente económicas, en el territorio soporte de la actuación”.

Sea como fuere, y con independencia de lo tragi-cómico de la situación, es lo cierto que en el “Boletín Oficial de las Cortes de Castilla-La Mancha” de 8 de febrero de 2011 se ha publicado una “Proposición de Ley, presentada por el Grupo Parlamentario Socialista, por la que se crea el Canon  Eólico y el Fondo para el Desarrollo Tecnológico de las Energías Renovables y el Uso Racional de la Energía en Castilla-La Mancha”. Los aspectos más significativos de la regulación del canon propuesto por el PSOE castellano-manchego son susceptibles de ser sintetizados como sigue:

-El canon se crea “con el fin de preservar la cohesión, el equilibrio territorial y el medio natural, en cuanto entorno físico soporte de la actividad económica vinculada al aprovechamiento industrial del viento, en su consideración de bien jurídico protegido,” así como “al objeto de contribuir al desarrollo de un modelo energético y económico sostenible”; y se le atribuye el “carácter de ingreso compensatorio” y de “prestación patrimonial de derecho público de naturaleza extrafiscal y real, . . . aplicable en el ámbito territorial de la Comunidad Autónoma de Castilla-La Mancha” (art. 2 PROPOSICIÓN DE LEY).

-“Los ingresos derivados del canon, . . . , se destinarán a la implementación  de actuaciones de impulso y promoción del uso racional de la energía y de las energías renovables en” la región castellano-manchega, “así como al cumplimiento de fines de carácter socio-económico y tecnológico en Castilla-La Mancha”; y parte de los ingresos recaudados se destinarán a la consolidación del modelo energético regional, a través del Fondo para el Desarrollo Tecnológico de las Energías Renovables y el Uso Racional de la Energía” (art. 3 PROPOSICIÓN DE LEY).

-“Constituye el hecho imponible del canon eólico la generación de afecciones e impactos adversos sobre el medio natural y sobre el territorio, como consecuencia de la instalación en parques eólicos de aerogeneradores afectos a la producción de energía eléctrica, y situados en el territorio de la Comunidad Autónoma de Castilla-La Mancha (art. 4 PROPOSICIÓN DE LEY).

-Con carácter general, el periodo impositivo del canon coincide con cada trimestre del año natural; y, con ese mismo carácter, el tributo se devenga el primer día de cada trimestre natural, es decir, los días 1 de enero, 1 de abril, 1 de julio y 1 de octubre de cada año (art. 5 PROPOSICIÓN DE LEY).

-Es sujeto pasivo del canon, a título de contribuyente, la persona o entidad que lleve a cabo la explotación del parque eólico (art. 6 PROPOSICIÓN DE LEY).

-La base imponible del canon está constituida por el número de aerogeneradores instalados en el parque; y la cuota tributaria se determina aplicando sobre la base imponible la tarifa que prevé la PROPOSICIÓN DE LEY, la cual tiene en cuenta el número de aerogeneradores y la potencia instalada del parque (art. 8 PROPOSICIÓN DE LEY).

-El canon se aplica mediante la presentación de una declaración censal (art. 9 PROPOSICIÓN DE LEY); y mediante autoliquidaciones trimestrales a realizar dentro del primer mes de cada periodo impositivo (art. 10 PROPOSICIÓN DE LEY).

-Conforme a su disposición final tercera, la PROPOSICIÓN DE LEY prevé que el régimen legal del canon surta efectos desde el 1 de abril de 2011.

 De ser aprobado el canon en los términos expuestos, el tributo incurrirá en idénticos vicios de inconstitucionalidad a los señalados respecto del canon gallego.

 José Ignacio Rubio de Urquía