En relación con el régimen jurídico del Catastro Inmobiliario, la LES, como tantas otras leyes antes que ella, procede a introducir en el mismo algunas modificaciones, concretamente de dos tipos, a saber: la primera de ellas opera en el ámbito de los principios; y la segunda en el propio texto de la LCI. Así:

a) Bajo la rúbrica de “principios rectores de la actividad catastral”, el artículo 46 LES viene a establecer lo siguiente:

“Con el fin de aumentar la disponibilidad de la información catastral para el conjunto de la sociedad y de dar mejor respuesta a los principios de eficiencia, transparencia, seguridad jurídica, calidad, interoperabilidad e impulso a la administración electrónica y a la productividad, que rigen la actividad catastral, y en los términos que establece el Texto Refundido de la Ley del Catastro Inmobiliario, aprobado por el Real Decreto Legislativo 1/2004, de 5 de marzo, en la redacción derivada de la disposición final decimoctava de la presente Ley:

1. En atención al principio de eficiencia y de acuerdo con el objetivo de actualización continua de la información catastral, se reducen los plazos de envío de información al Catastro por los notarios y se amplían los casos de comunicación por dichos fedatarios públicos y por los registradores de la propiedad, incrementando los supuestos en los que se suple la obligación de declarar por los titulares de los inmuebles.

2. En atención al principio de transparencia, se amplía la información catastral a disposición de la sociedad, tanto cartográfica como descriptiva de los inmuebles, mejorando la accesibilidad por medios electrónicos con las limitaciones que se deriven del régimen de protección de datos.

3. Para el refuerzo del principio de seguridad jurídica, se generaliza la utilización de la certificación catastral descriptiva y gráfica, el empleo de la cartografía catastral y se mejora la operatividad en la utilización de la referencia catastral.

4. A fin de incrementar la calidad de la información catastral, se amplía y mejora el procedimiento de comunicaciones y el diseño de nuevos mecanismos de conciliación de la información catastral con la realidad inmobiliaria, a cuyos efectos los notarios podrán participar en la solución de discrepancias y rectificación de errores.

5. En el marco del impulso al desarrollo de la administración electrónica, los procedimientos de acceso a la información catastral, comunicación y colaboración entre administraciones se desarrollarán preferentemente a través de medios telemáticos.

6. De acuerdo con el principio de impulso a la productividad la cartografía digital del Catastro será accesible de forma telemática y gratuita al menos a través de la Sede Electrónica del Catastro y del Geoportal de la Infraestructura de Datos Espaciales de España definido en la Ley 14/2010, de 5 de julio, sobre infraestructuras de los servicios de información geográfica de España.”

b) Por su parte, la disposición final decimoctava LES introduce diversas modificaciones en el texto de la LCI, las cuales afectan a las materias siguientes:

-Contenido del Catastro Inmobiliario.
-Concepto y clases de bienes inmuebles.
-Obligatoriedad de la incorporación de datos y tipos de procedimientos.
-Procedimiento de incorporación mediante comunicaciones.
-Procedimientos de subsanación de discrepancias y de rectificación.
-Concepto de cartografía catastral.
-Deber de colaboración.
-Constancia de la referencia catastral en documentos administrativos.
-Constancia de la referencia catastral en documentos notariales.
-Constancia registral de la referencia catastral.
-Hecho imponible de las tasas catastrales.
-Colaboración de notarios y registradores.
-Utilización de medios electrónicos.

Cuando una ley es técnicamente mala y no sirve la finalidad que le debiera ser propia, su constante modificación es inevitable.

José Ignacio Rubio de Urquía