Es esto lo que se dice en el preámbulo de la Orden Foral respecto de la materia que dicha norma regula:

“En el Boletín Oficial de Gipuzkoa de 25 de marzo de 2022 se publicó la Orden Foral 169/2022, de 17 de marzo, por la que se aprueban los modelos de autoliquidación del impuesto sobre la renta de las personas físicas y del impuesto sobre el patrimonio correspondientes al período impositivo 2021, así como las formas, plazos y lugares de presentación e ingreso.

En dicha orden foral se establece que las y los contribuyentes que se acojan a la modalidad mecanizada, habiendo obtenido rentas procedentes de actividades económicas cuyo rendimiento neto se calcule con arreglo a la modalidad simplificada, deban presentar en las oficinas habilitadas al efecto, además del resto de los documentos de prueba para confeccionar la autoliquidación, el anexo 6 del modelo 109, que se adjunta como anexo II de dicha orden foral, debidamente cumplimentado.

Además se especifica que el citado anexo 6 se podrá imprimir desde la sede electrónica de la Diputación Foral de Gipuzkoa, a la cual se podrá acceder a través de la dirección https://egoitza.gipuzkoa.eus, o desde la página web oficial del Departamento de Hacienda y Finanzas, en la dirección http://www.gipuzkoa.eus/ogasuna/renta, así como desde el programa de ayuda disponible en la plataforma Zergabidea.

El Decreto Foral-Norma 1/2022, de 5 de abril, por el que se aprueban medidas tributarias urgentes para paliar el impacto económico derivado de la actual crisis energética, del alza de los precios y de la invasión de Ucrania, recientemente aprobado, adopta medidas de carácter urgente en el ámbito tributario con el objetivo de paliar la falta de liquidez de las y los contribuyentes y el impacto negativo generado en la economía por la invasión de Ucrania y otras circunstancias excepcionales, como el incremento en los costes de producción por la subida de los precios de la energía y las materias primas, que afecta especialmente a determinados sectores como el del transporte y el primario.

En este sentido, el citado decreto foral-norma establece diversas medidas extraordinarias a aplicar en el periodo impositivo de 2021, para determinar el rendimiento neto en la modalidad simplificada del método de estimación directa, tanto con carácter general como, en particular, para las actividades agrícolas y ganaderas, y de transporte de mercancías por carretera. Concretamente, los porcentajes minoración aplicables con carácter general en concepto de amortizaciones, pérdidas por deterioro, gastos de arrendamiento, cesión o depreciación y gastos de difícil justificación, pasa del 10 al 15 por 100; en las actividades agrícolas y ganaderas, dicho porcentaje de minoración se eleva del 75 al 90 por 100 cuando en el año inmediato anterior el volumen de sus operaciones no haya superado la magnitud de 30.000 euros, y del 35 al 70 por 100 en otro caso; y en la actividad de transporte de mercancías por carretera, dicho porcentaje de minoración se eleva del 45 al 70 por 100.

Ello exige, además de acomodar con carácter general los sistemas de autoliquidación del impuesto sobre la renta de las personas físicas correspondientes al período impositivo 2021 a dichas modificaciones, adecuar el contenido del anexo 6 del modelo 109, a los nuevos porcentajes de minoración en concepto de gastos diversos indicados en el párrafo anterior, lo cual requiere sustituir el contenido del anexo II de la citada Orden Foral 169/2022, de 17 de marzo, por el contenido del anexo de la presente orden foral.

A estos efectos, la disposición adicional única del citado Decreto Foral-Norma 5/2022 prevé que el diputado foral del Departamento de Hacienda y Finanzas apruebe una orden foral de modificación de la referida Orden Foral 169/2022, para adecuarla a dichas modificaciones.”