Es esto lo que se dice en el preámbulo de la Orden Foral respecto de la materia que dicha norma regula:

“La Norma Foral 5/2020, de 15 de julio, por la que se establece un sistema integral de control de los rendimientos de las actividades económicas, así como medidas para facilitar el cumplimiento de las obligaciones tributarias, mediante la modificación de la Norma Foral del Impuesto sobre Sociedades, la Norma Foral del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, la Norma Foral del Impuesto sobre Patrimonio y la Norma Foral General Tributaria del Territorio Histórico de Bizkaia, sentó las bases de un cambio de enfoque en el modelo de gestión de los tributos de la Hacienda Foral de Bizkaia, poniendo el énfasis en facilitar el cumplimiento voluntario de las obligaciones tributarias a la generalidad de sus contribuyentes, con independencia de sus características subjetivas y del tipo de impuesto al que se vean sometidos, mediante el establecimiento de instrumentos de asistencia de mayor alcance, que tienen su máximo exponente en los nuevos borradores de declaración.

En este contexto, por primera vez el año pasado para la declaración del periodo impositivo 2020, la Hacienda Foral de Bizkaia puso a disposición de los y las contribuyentes los borradores de declaración del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas y del Impuesto sobre el Patrimonio, con la finalidad principal de facilitar el cumplimiento de sus obligaciones tributarias.

A partir de dicho ejercicio, la presentación de las declaraciones correspondientes a estos Impuestos se realiza a través de la sede electrónica de la Diputación Foral de Bizkaia, si bien el o la contribuyente cuenta con canales asistenciales para dicha presentación, tales como el presencial o el telefónico, que ofrecen a los y las contribuyentes la posibilidad de relación con la Administración tributaria a través de medios diferentes a los digitales.

 En este momento, el Departamento de Hacienda y Finanzas de la Diputación Foral de Bizkaia aborda la campaña de declaración del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas y del Impuesto sobre el Patrimonio correspondiente al período impositivo 2021 aprobando la presente Orden Foral, que regula los plazos de presentación de declaraciones y de ingreso de la deuda tributaria de ambos impuestos, los canales asistenciales disponibles para las personas contribuyentes, así como aquella otra información necesaria para facilitar a la ciudadanía el cumplimiento de su obligación de declarar en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas y en el Impuesto sobre el Patrimonio.

Así, durante la Campaña de IRPF y Patrimonio correspondiente al ejercicio 2021, en aras a facilitar el cumplimiento de presentación de las declaraciones a través de la sede electrónica de la Diputación Foral, la Hacienda Foral de Bizkaia refuerza los canales asistenciales ofrecidos en la campaña IRPF 2020, en particular el telefónico y el presencial, para lo que se pondrán a disposición de los y las contribuyentes un mayor número de líneas de atención telefónica, así como de mostradores de atención personalizada presencial a través de los cuales, previa cita, podrán proceder a realizar dicha presentación.”